EL QUE LA HACE, LA DEBE PAGAR

Se necesitan con urgencia personas que consideren que quien comete un delito es el único responsable, porque el que la hace la debe pagar.

Alguna vez, un sabio sentenció que lo único necesario para que el mal triunfe es la indiferencia y pasividad de los “buenos”. Así que, como ciudadano tengo algo urgente que decir a la “gente buena”.

VUELVAN, NOS HEMOS EQUIVOCADO... ALGO SALIÓ MAL.

VUELVAN, NOS HEMOS EQUIVOCADO… ALGO SALIÓ MAL.

Me jacto de estar luchando todos los días para contener la marejada de la delincuencia. Algo terrible esta pasando con el modo de vida de los mexicanos y en general en todo el mundo. Y está sucediendo todos los días desde hace ya mucho tiempo en la concepción de los valores morales. La “responsabilidad” está muy desgastada y casi cayendo en desuso por los y las ciudadanos(nas) de los Estados Unidos Mexicanos.

389503_119961718115774_100003058401907_109814_2113803225_n—La “Responsabilidad”, según el diccionario “El pequeño Larouse ilustrado”: Responsable: “Que está obligado a responder de sus actos”; Responsabilidad: “Calidad de responsable”: “La responsabilidad implica la libertad”. Responsabilidad civil: “Obligación de indemnizar (pagar) el daño causado a otro”.

DESDE AQUÍ ES UN REFRITO DE LO PUBLICADO EN EL SELECCIONES DEL AÑO DE 198… NO ME ACUERDO PORQUE LA REVISTITA SE ME EXTRAVÍO AL QUERER COLOCAR ESTA ACLARACIÓN, CLARO QUE NO ESTÁ TRANSCRITA TAL CUAL ESTÁ ADECUADA A NUESTRA ÉPOCA Y A NUESTRO PAÍS PUESTO QUE LO ESCRIBE UN POLICÍA YANQUI, SI EN ALGÚN MOMENTO  INCURRÍ EN FALTA DE ÉTICA, NO ES POR DOLO SOLO DISTRACCIÓN)..

Esto nos dice que todos los seres humanos tenemos la RESPONSABILIDAD de responder por nuestros actos, cuales quiera que fuesen, es un pacto no escrito ante los demás partícipes de la ciudadanía mundial.

La Responsabilidad, es uno de los valores de la civilización que observan también: la honradez, la bondad, el respeto, la generosidad, la decencia, la civilidad, (el respetar los valores cívicos de nuestra patria), la responsabilidad es, quizás, la más importante.

00001siluetaSin ella no existe el respeto, la confianza, ni ley que valgan. Digamos que sin ella no existe la sociedad.

En los tiempos idos en las familias existía la autoridad paterna o materna, según fuese el caso. En pequeños poblados aún no tocados por la “modernidad social”, ni los cambios en las leyes y costumbres indígenas aún existe el respeto a las normas de los padres que enseñan “responsabilidad” a los hijos e hijas, en donde todos los integrantes de la familia tiene sus “deberes” y sobre todo respetan las ordenes de “jefe” de familia, y existen actos que no son aceptados por los demás integrantes del poblado, quizás fuere por los lazos filiales muy arraigados en eso poblados en donde todos se conocen, se comunican entre ellos y sobre todo son responsables ante todos de sus actos.

LOS MALHECHORESEn las pequeñas y grandes ciudades los ladrones no tienen ningún control ellos consideran “de su propiedad” todos los objetos ajenos que encuentren o necesiten, incluso la vida de sus semejantes si les estorba para apoderarse de la propiedad de otro, la toman.

BROCOLI, NUEZ Y HONGUITOSi recordamos hace algunos años “la sociedad era culpable de la fabricación de delincuentes”, por consecuencia la sociedad era la “víctima”. Hoy día ese pensamiento ha cambiado pues se dice que la “víctima” es el delincuente por las pocas oportunidades que ha tenido para formarse, y encontrar trabajo; o por la crianza sin privilegios que le ha tocado; o porque no aprendió bien en la escuela; o definitivamente perdió su oportunidad de seguir estudiando por sus pobres resultados, o porque la religión no le enseñó calidad moral, o porque abandono cualquier quehacer que no fuera la de vagar y aprender a robar y drogarse; o porque sus padres no les dieron un hogar estable, o porque encontraron en la calle ventajas que no quieren abandonar. Las causas son variadas e infinitas cada uno de los desheredados de la fortuna tiene su historia.

no te dá gustoQuizás son engaños y mentiras todo lo anterior, muchos otros seres humanos han podido, pese a todas los contras anteriores, decidir que no es bueno participar en actos delictivos; que no es bueno entregarse a las drogas (estupefacientes o económicas o morales o políticas). No podemos “perdonar” la conducta irrespetuosa a las leyes por pequeñas que sean las faltas. No podemos eximir a los delincuentes de sus actos. Porque los resultados están a la vista: tenemos infinidad de delitos pequeños de los que ya NADIE se hace responsable —las consejas populares maneja varios dichos entre ellos estos que describen parcialmente el pensamiento de los “ciudadanos”: “sino está prohibido se puede hacer”; o porque sus actos diarios los explican de esta manera: ¡“Pero si los demás lo hacen: ¿por qué yo no?”!—, aún a sabiendas que está incurriendo en delito o quebrantando la Ley. Y LO PEOR ES QUE YA NADIE SE CREE RESPONSABLE DE SUS ACTOS, puesto que son tantos y tan seguidos los pequeños delitos que es como si fuese costumbre para todos ver y vivir con ellos. Porque nadie se ocupa de dar castigo a estos actos. Inclusive los representantes de la ley, se pasan los altos, circulan en sentido contrario, rebasan la velocidad límite sin necesidad, circulan con las torretas apagadas, en vehículos sin placas, con vidrios polarizados, inclusive en patrullas sin números de identificación, (policías, secretarios, fiscales,

¿YO, PORQUÉ?

¿YO, PORQUÉ?

ministerios públicos, agentes conciliadores, diputados, senadores, gobernadores, presidentes de la república, ayudantes del ayudante del ayudante del que recoge la basura en el ayuntamiento), y lo que es más deleznable: algún empleado del estado con el rango más bajo se cree con poder de NO RESPETAR LA LEY, y en consecuencia los ciudadanos se creen con todo el derecho, si aquellos no respetan las reglas “¿yo porqué, las tengo que respetar?. LO VIMOS CON VICENTE FOX, CUANDO CONTESTO A LOS MEDIOS AL RESPECTO DE LA RESOLUCIÓN A LOS PROBLEMAS INHERENTES A SU ALTO CARGO AL RESPONDER PRECISAMENTE IGUAL: ¡¿YO PORQUE?!

Necesitamos que el mayor número posible de ciudadanos reconozcan que quien comete un delito es el único responsable de ese acto. Necesitamos que todos los habitantes de los Estados Unidos Mexicanos, reconozcan SU RESPONSABILIDAD en sus actos, buenos o malos, sobre todo estos últimos.

vamos

Hemos llegado a la intolerable situación en donde de 100 delitos cometidos solo 10% de estos son denunciados; y por la inoperancia de las autoridades (por poco personal, por flojera —tanto del ciudadano como de los representantes de la autoridad—, sea por cualquier motivo antes dicho u otro que usted conozca), de estos (según INEGI) solo 10% se han resuelto, los demás quedan pendientes u olvidados en el archivo.

Esta problemática tiene solución, esa debilidad de carácter, pero no se puede revertir en un santiamén. Debemos de hacer algo desde nuestro hogar; desde las escuelas; desde nuestro trabajo, con la meta de restablecer la RESPONSABILIDAD en nuestros pequeños y en nuestra familia nuestro entorno y nosotros mismos; mención y quehacer especial merecen los integrantes del sistema jurídico con miras a restablecer el carácter y la fuerza que ha perdido la RESPONSABILIDAD, por parte de los integrantes de la sociedad.

FOTO BULLYING5PRIMERO los padres de familia: nosotros somos los que plantamos en nuestros hijos el carácter, luchemos desde un principio por enseñarles la capacidad de sentir vergüenza, haciéndoles saber que así como podemos tener acciones que merezcan aplausos y elogios también existen la mentira, el engaño, el robo, el asesinato entre otros que resultan no aceptables y que son motivo de castigo.

No estamos solos en esa tarea si nos esforzamos en formar el carácter de nuestros hijos; existen organizaciones que refuerzan nuestras enseñanzas como son “los niños exploradores” (boy scout), el Pentatlón deportivo militarizado (venido a menos con la declaración de los derechos humanos de los niños) las pláticas en las parroquias, o en las diferentes iglesias religiosas que existen en el territorio (en estas últimas verifique usted que cumplen lo que ofrecen), el refuerzo se activa por la presión que hacen sus iguales. Las diferentes congregaciones religiosas son fuertes aliados.

(bien hasta aquí es parte de un artículo publicado en Digest, de los años ’80s.)

solo como ilustración nada que ver con el tema.

solo como ilustración nada que ver con el tema.

Recuerdo un hecho de mi niñez claramente: “jugaba en las inmediaciones de la calle donde vivía, me llamó la atención los taponcitos que tenían las llantas de los autos en el “pivote”, eran dorados y que quité a ese auto los dos que estaban del lado de la banqueta… el dueño del auto vivía en el departamento que daba a la calle y salió me sujetó de la camisa y me llevó donde mi papá, le relató lo sucedido. Mi papá en esos momentos me llamó “ratero” y me ordenó devolver lo “robado”, lo hice, y además me gané dos azotes. Eso me remitió a la RESPONSABILIDAD, hasta la fecha no la he abandonado, nunca más he vuelto a disponer de lo ajeno.

famSEGUNDO: a los maestros: el aula de clases es la sociedad en miniatura; no deben de disculpar la mala conducta. Deben de procurar que los alumnos hagan un listado de reglas entre ellos y convencer al director del plantel para que la disciplina sea fortelecida.

TERCERO: los impartidores de justicia: Si pudieran oírme los arquitectos del sistema de impartición de justicia —léase bien: JUSTICIA, no la aplicación de la Ley a la letra—, les diría que implementaran el castigo justo, rápido y seguro, para que sea un pilar indestructible de la RESPONSABILIDAD.

no te fusilamosEl castigo justo no tiene nada de irracional o incivil y esto no es lo que se observa o aplica en la actualidad en el sistema de justicia nacional. Los delincuentes no tiene miedo a la justicia porque, —con un dinero salen libres y son declarados inocentes— en la mayoría de los casos, las sanciones son tan lentas y leves que se pierde cualquier poder de disuasión.

Los tiempos están tan mal que los delincuentes, a fuerza de andar el camino se lo han aprendido y hasta ellos mismo, sin temor, hacen las acciones necesarias para obtener su libertad, en otros casos se indignan cuando son arrestados. Quedan los derechos humanos de estos: en el sistema actual estos delincuentes apelan a sus derechos humanos, como los policías (todos) no tiene la suficiente práctica para llevar a cabo un arresto se les pasan infinidad de detalles de los cuales se aprovechan los leguleyos que defienden a estos malandrines y en un santiamén los dejan en libertad.

Hoy en nuestra entidad. Se arrestó a un delincuente, infraganti, asaltando una tienda del rumbo, los policías le prendieron y le colocaron las esposas. Los familiares del detenido corrieron al centro de justicia para quejarse de los policías que le colocaron las esposas con lujo de fuerza y muy apretadas, además que lo golpearon, todos se presentaron y exigieron castigo para esos elementos de la policía no les importó que el indiciado fuera o no culpable del robo a la tienda, no les importó que el dueño de la tienda presentara golpes recibidos durante el asalto, solo les importaba el maltrato a su familiar maleante y exigían por esto que su pariente quedara en libertad.

los más delincuentes

La RESPONSABILIDAD está en nuestras manos. Nadie nos la impondrá. Nosotros debemos de tomarla, ser responsables todos los días, rechazar de mil formas los “pequeños” delitos en que incurrimos. Cumplir con nuestras obligaciones ciudadanas y sobre todo no compararnos con los delincuentes cotidianos que todos los días cometen este tipo de falta, por ejemplo: estacionar tu auto en sentido contrario; pasarte la luz roja, indicativa de “alto”; estacionarte en doble fila; circular por varios metros en sentido contrario; bajar pasaje en sitios no autorizados —y también dejar abordar—, los operadores de transporte público masivo conocen a los asaltantes consuetudinarios, que los dejen abordar y sobre todo no observar la velocidad máxima-mínima para circular en áreas urbanas; transeúntes pasarse el alto; atravesar la calle en mitad de la cuadra, caminar por el arroyo vehicular, en el transporte público bajar o solicitar apearse del vehículo “pasando la calle”; ciclistas, transitar arriba de la banqueta, en sentido contrario, pasarse los altos, no respetar su carril de

LA CONSTITUCIÓN CADA DÍA MÁS MANCILLADA.

LA CONSTITUCIÓN CADA DÍA MÁS MANCILLADA.

tránsito; motociclistas: dar servicio de taxi sin los permisos necesarios, halar una carreola que no presenta las medidas de seguridad adecuadas para el transporte de pasajeros para ser halados por ese vehículo, no contar con seguro de los pasajeros, no conocer el reglamento de tránsito local, no contar con licencia para prestar el servicio de transporte de pasajeros en “mototaxi”. Son muchísimas las faltas que cometemos a diario.

La Constitución nos exige que si conocemos de algún delito tenemos que “denunciarlo”, al no hacerlo quebrantamos la ley por omisión, al hacer la denunciar la autoridad por inacción comete un delito; es claro que tenemos muchísimo que recorrer para llegar a la meta. ¡Comencemos!

Escibió: Jaime Robles Vázquez, abril, 2013.

5 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. ignacio
    Abr 15, 2013 @ 16:18:59

    de acuerdo totalmente en especial en esta parte:

    “PRIMERO los padres de familia: nosotros somos los que plantamos en nuestros hijos el carácter, luchemos desde un principio por enseñarles la capacidad de sentir vergüenza, haciéndoles saber que así como podemos tener acciones que merezcan aplausos y elogios también existen la mentira, el engaño, el robo, el asesinato entre otros que resultan no aceptables y que son motivo de castigo”.

    Si en nuestras casa no educamos correcytamente a nuestros hijos y se pierde el trespeto entre los miembros de la familia, lo mas seguro es que criemos mas pranganas que no solo van a ser ladrones tambien seran defraudadores y con poca moral para estafar a la gente.
    Es importante corregir esos errores con educacion.
    Saludos.

    Responder

    • jaime robles vázquez
      Abr 16, 2013 @ 21:19:59

      GRACIAS IGNACIO, TU COMENTARIO ES OXIGENO PURO PARA MI Y MI HUMILDE PLUMA, ESPERO QUE UNA GRAN MAYORÍA DE MEXICANOS TOMEN CONCIENCIA Y REACCIONEN PARA TENER UNA SOCIEDAD MEXICANA MÁS JUSTA EN TODOS ASPECTOS… Y NO ES UNA TAREA DE DOS O TRES AÑOS… HABLO DE GENERACIONES. ATT. JAIME ROBLES VÁZQUEZ.

      Responder

  2. Sergio Catilina
    Nov 02, 2013 @ 16:39:07

    Excelente artículo, salvo que te adjudicas la autoría de mismo cuando fue escrito por un estadounidense, específicamente un policía y fue publicado en las selecciones de Reader Digest en la época de los noventa. Por favor la próxima vez que “escribas” un artículo, sé tan amable de citar la fuente. Si no, alguien como yo, te va a delatar y vas a quedar como un lerdo. Tengo el ejemplar. Sé lo que digo. No vayas a decir con que no, y tampoco vayas a ser tan miedoso para borrar mi comentario. Éxito.

    Responder

    • Sergio Catilina
      Nov 02, 2013 @ 16:40:27

      “tu comentario está pendiente de moderación” jajaja… sólo cita la fuente por favor. Si no, me veré obligado a yo subir la fuente original.

      Responder

    • jaime robles vázquez
      Nov 06, 2013 @ 13:56:38

      ESTA PUESTA LA FUENTE… Y COMO TU SABRÁS Y HAZ LEÍDO EL ARTICULÍN, NO ESTÁ “COPIADO” LITERALMENTE, PUESTO QUE LO ADECUE A NUESTRA ÉPOCA Y LUGAR, ADICIONANDO ALGUNOS COMENTARIOS LOCALES QUE DIFICILMENTE APARECERÍAN EN ESE PAIS VECINO…

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: